Plan de mantenimiento

Mantenimiento de edificios

El plan de mantenimiento de edificios y la limpieza son aspectos fundamentales que nos ayudan a retrasar el envejecimiento y deterioro de los inmuebles.

Las principales razones por las que se debe elaborar un plan de mantenimiento de un edificio son: la estética, salubridad, seguridad, funcionalidad y control de presupuestos.

Consejos para el mantenimiento garajes privados o colectivos.

Los garajes son una estancia de gran importancia, pero no solemos darle la importancia que merece. Es un lugar de tránsito constante, su utilidad no es solo guardar el coche y aunque lo fuese, debemos tener un plan de mantenimiento para evitar accidentes y deterioros.

La inversión económica para el mantenimiento de garajes suele ser mucho menor que las de otros espacios como edificios, jardines, etc.

Se recomienda:

  • Hacer limpieza una vez al mes.
  • Revisar instalaciones.
  • Llevar una buena conducta por parte de los propietarios.

Plan de Mantenimiento de una Instalación Deportiva

Se debe planificar, analizar, controlar y evaluar las características específicas de mantenimiento de cada material o equipo y las de la instalación deportiva. Hay que realizar dos tipos de mantenimiento:

  • Mantenimiento Preventivo, enfocado a prevenir el deterioro de los equipamientos o materiales de la instalación deportiva.
  • Mantenimiento Correctivo, consiste en la reparación o reposición de un daño o deficiencia de alguna de las características de los equipamientos o materiales, que ya se ha producido.

Plan de mantenimiento de naves industriales

Son imprescindibles. No solo por un sentido práctico o estético, sino también por seguridad y salud.

La estructura y el equipamiento tienen que estar en perfectas condiciones, y para ello deben realizarse revisiones periódicas, con el fin de solucionar cualquier posible irregularidad antes de que vaya a más. Realizando tareas preventivas esto sale mucho más barato. Las actividades de limpieza y el mantenimiento de las naves van cogidas de la mano.

Tener un buen mantenimiento facilita los trabajos de quienes utilizan las instalaciones.

Menú